Invenciones

Invenciones

El mundo de las invenciones se podría resumir diciendo que es la capacidad  que poseen las personas para encontrar soluciones ante los problemas que les afectan. Es por ello que pueden afectar a ámbitos tan diversos como los del día a día de las personas (invenciones relacionadas con el hogar) como a otros que hacen referencia a la industria (invenciones relacionadas con la maquinaria, por ejemplo).

La legislación española ha dividido tradicionalmente las invenciones en dos grandes grupos: patentes y modelos de utilidad. La ley habla de lo que debe ser considerado como uno u otro, pero en muchas ocasiones es el propio profesional de la propiedad industrial quien, en base a su experiencia, determina qué modalidad se debe escoger.

Las patentes se diferencian de los modelos de utilidad por ser consideradas como invenciones “mayores”. Su duración es de 20 años desde la fecha de solicitud y tienen lo que se llama una novedad “mundial”. Es necesario pedir un Informe sobre el Estado de la Técnica a la Oficina de Patentes y el Examen de Novedad es opcional.

Los modelos de utilidad son invenciones “menores” en el sentido que hacen referencia a herramientas, mejoras de configuración, etc. Su duración es de diez años des de la fecha de solicitud y no se realiza ninguna búsqueda o informe. La novedad es “nacional”, lo que significa que si un documento extranjero no se ha hecho público en España, no afecta al modelo de utilidad. La Doctrina se cuestiona si aquellos documentos no españoles que se encuentran en el Fondo Documental de la OEPM deben ser considerados como documentos que afectan a la novedad o no. Sigue un procedimiento de presentación – publicación – oposiciones – concesión.

“España forma parte de diferentes convenios internacionales, por ello los solicitantes pueden presentar patentes bajo ellos: son el PCT y la Patente Europea.”

El PCT  (Patent Cooperation Treaty) es una solicitud de patente unificada, que en el argot se le llama patente PCT , que se gestiona desde la oficina de la OMPI en Ginebra. La ventaja es que permite bloquear inicialmente más de cien paísescon una única solicitud.

Posteriormente, y dependiendo de cada país, se debe entrar en fase nacional a los 20 ó 30-31 meses (según el país). Los plazos se cuentan desde la fecha de solicitud o desde la fecha de prioridad (la más anterior en el tiempo).

La Patente Europea es una patente que agrupa a los países miembros del Convenio de la Patente Europea. La diferencia con el PCT radica en que aquí la Oficina Europea concede o deniega la patente, es decir, no es sólo una solicitud de patente unificada sino que la patente se concede dentro de la Oficina Europea.

La Patente Comunitaria es una mención aparte, ya que todavía no existe, tan solo es un proyecto y muchas veces se confunde con la Patente Europea.

En el apartado Formularios encontrarán un archivo que pueden descargarse y que contiene el modelo de autorización individual.

Asimismo, junto a él existe el llamado “poder general”, que permite su inscripción en la Oficina de Patentes y Marcas y para sucesivos casos no es necesaria una nueva autorización (válido para expedientes españoles y PCT). También encontrarán un archivo-modelo de autorización ante la Oficina Europea de Patentes (EPO).

Roger de Llúria, 113, 4ª planta - 08037 BARCELONA // Tel. +34 934671134 // Fax. +34 932720013 // mail@manresa.pro // Créditos